Diferencias entre una empresa verde y una compañía “greenwash”

Posted on por
Diferencias entre una empresa verde y una compañía “greenwash”

Una empresa verde se diferencia de una compañía de greenwash porque no solo indica en sus productos que utiliza materiales ecológicos, sino que lleva a cabo una serie de acciones para minimizar su impacto en el medio ambiente

Hoy en día, las organizaciones tienen la responsabilidad de realizar sus tareas teniendo en cuenta el medio ambiente. Para ello, muchas de ellas reciclan sus residuos o promueven un uso más eficiente de la energía. No obstante, existen muchas otras acciones que se pueden realizar dentro del concepto “compañía verde”.

Uno de los primeros aspectos que destaca el portal Eco Inteligencia es que no se deben confundir las empresas verdes con las compañías de greenwash o lavado verde. Este término se usa para describir aquellas prácticas que llevan a cabo ciertas empresas para hacer ver que sus productos o servicios son respetuosos con el medio ambiente, o ecofriendly, cuando realmente no lo son.

Según este portal, llamar la atención sobre el algodón orgánico de una camiseta o sobre la ausencia de grasas trans en un dónut puede ser un intento de distraer la atención de los consumidores sobre el impacto negativo de un determinado producto. “La mayor parte de lo que hoy en día consideramos como verde no es más que un espejismo creado por la publicidad”, señalan.

Características de una empresa verde

¿Cuáles son los elementos que debe tener una compañía para convertirse en una empresa verde? Uno de los pasos a realizar es cumplir con los requisitos para obtener una certificación. Dependiendo de cada país esta acreditación se consigue de una forma u otra. Como explican desde el portal Entrepreneur, en el caso de la Ciudad de México se puede acudir a la Secretaría del Medio Ambiente y tramitar la Licencia Ambiental Única para el Distrito Federal (LAUDF). “De esta forma, se garantiza el cumplimento de las mínimas obligaciones ecológicas”, destacan.

Según diversas fuentes, para que una empresa sea considerada verde esta debe separar y reciclar sus residuos, por ejemplo, la materia orgánica de la inorgánica y el papel. Otro aspecto importante es ahorrar energía, utilizando por ejemplo focos LED, u obtener la energía de fuentes renovables, como los paneles solares.

Desde la empresa de comunicación Expok explican que una empresa también puede empezar a ser sostenible promoviendo medios de transporte alternativos, como la bicicleta, o implantar un sistema de carpooling, que consiste en compartir automóvil con varias personas que se dirijan a un mismo destino o lugares cercanos entre sí.

Una cuarta idea para promover que una empresa sea más verde es investigar la huella de carbono que produce y, a partir de aquí, diseñar planes para mirar de reducirla. En este caso, existen diferentes páginas web que permiten calcular esta huella a partir de informaciones como el consumo energía y agua y el tratamiento de los residuos.

Desde la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER) se patrocinan diversos programas centrados en la mejora del medio ambiente y en la creación de empresas. Este es el caso de la Maestría en Gestión y Auditorías Ambientales y la Maestría en Administración y Dirección de Empresas (MBA).

Fuente: 6 formas sencillas de comenzar a ser una empresa verde

Foto: Todos los derechos reservados