Recomendaciones para cuidar de una persona con demencia

Posted on por

Es importante tener en cuenta diferentes aspectos como la alimentación, los medicamentos, la higiene y la comunicación

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores de todo el mundo. Se trata de una pérdida de la función cerebral que afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en 2030 habrá 75,6 millones de personas con demencia en todo el mundo.

Para conocer mejor está enfermedad y cómo tratarla, a continuación se explican algunas claves a tener en cuenta.

Alimentación: Es importante que los cuidadores consideren si la persona con demencia puede preparar los alimentos, si es capaz de comer unas cantidades saludables y adecuadas y si se acuerda de comer e hidratarse durante el día. De lo contrario se le debe ayudar a realizar estas tareas.

Medicamentos: Según el doctor Andrew Duxbury, geriatra en la División de Gerontología Geriatría y Cuidado Paliativo de la Universidad de Alabama (Estados Unidos), los cuidadores deben asegurarse de que sus seres queridos gestionen sus medicamentos de forma correcta y de que asistan a las citas con el médico.

Pérdida de memoria: El portal Medline Salud ofrece una serie de recomendaciones para las personas que tienen pérdida prematura de memoria. Por ejemplo, aconsejan desarrollar hábitos y rutinas que sean fáciles de seguir; plantear actividades que mejoren el pensamiento como crucigramas, juegos o actividades de jardinería; colocar recordatorios por la casa que sean fáciles de ver; o apuntar citas y otras actividades en una agenda o un calendario.

Higiene: Desde el portal Sanitas explican que la higiene y el baño son fuente común de ansiedad para las personas con demencia y remarcan la importancia de ofrecer ayuda discreta y de preservar su independencia el mayor tiempo posible.

Comunicación: Algunas recomendaciones desde el servicio de información en línea Medline Plus son evitar sorprender a esa persona y tocarla o establecer contacto visual antes de hablar con ella; usar palabras y frases simples, que la persona conozca, y hablar lentamente; y repetir palabras en caso de ser necesario.

Según la fisioterapeuta Mariana Mateus también es importante que las personas con demencia realicen algún tipo de actividad física, ya que poco a poco pierden su capacidad de movimiento. Esto les permitirá mejorar la autonomía motora y promoverá su bienestar físico y emocional.

Para todas las personas interesadas en el estudio de los cambios físicos, sociales y mentales en las personas mayores, FUNIBER patrocina la Maestría en Gerontología. Este programa se centra en la investigación de los procesos de envejecimiento y de los cambios en la sociedad que resultan del envejecimiento, cada vez mayor, de la población.

Fuente: Cuando la demencia golpea la familia: claves para cuidar de un ser querido 

Foto: Todos los derechos reservados