A través de la irisina, actividad física protege contra Alzheimer

Posted on por
irisina y alzheimer

Estudio con ratones muestra que la hormona irisina, producida durante la práctica de ejercicio físico, protege del daño cognitivo causado por el Alzheimer

La hormona irisina se produce en los músculos cuando hacemos ejercicio físico. Según estudios realizados con ratones, en una investigación liderada por la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la Universidad de Queen (Canadá) y la Universidad de Columbia (EEUU), esta hormona podría proteger de la perdida cognitiva provocada por el Alzheimer.

Los resultados del estudio sugieren que la actividad física puede ser una importante vía hacia terapias pensadas en mejorar la memoria de los pacientes de esta enfermedad. De hecho, ya se sabía que el ejercicio puede contribuir para prevenir el avance del Alzheimer, pero no se sabía exactamente cuál sería el mecanismo detrás de esta protección.

Acerca de la hormona irisina, hay aún mucho que descubrir. En 2012, investigadores de Harvard descubrieron por primera vez que esta hormona ejerce el rol de mensajera entre los músculos y la grasa, y que ayuda a quemar las calorías durante y después de la actividad física.

Con el nuevo estudio, se comprobó que tanto los ratones, como las personas, producen la hormona, en el hipocampo cerebral. En el experimento, los autores observaron que la práctica de nadar aumentó los niveles de la irisina en el hipocampo, y logró proteger contra los daños provocados por la enfermedad, además de estimular mecanismos que facilitan la memoria.

Todavía, no se sabe cuál es la asociación entre la irisina de los músculos y la que se produje en el cerebro, pero este trabajo demostró por primera vez la asociación entre la actividad física y la prevención del Alzheimer.

El estudio continuado a través de programas de postgrado universitario, como la Maestría en Actividad Física y Salud, patrocinado por FUNIBER, es una oportunidad para actualizarse con las descubiertas recientes y mejorar las habilidades hacia un trabajo más eficiente.

Fuente: La hormona mensajera de la actividad física protege frente al alzheimer

Estudio:  Exercise-linked FNDC5/irisin rescues synaptic plasticity and memory defects in Alzheimer’s models

Foto: Todos los derechos reservados