Mapeando los bosques en los biomas áridos

Posted on por
funiber-aridas

Estudio con cientos de investigadores encuentra mayor número de árboles en zonas áridas de lo que se imaginaba, desde imágenes de satélite de alta resolución

Aquella idea de una región seca sin árbol, tan común en el imaginario social, se distancia mucho de la realidad ambiental. En verdad, hay tantos árboles en los territorios áridos como en la selva amazónica. Los valores fueron estimados por un grupo de científicos que analizaron las imágenes aéreas de alta resolución, con el Google y el Bing.

Con las imágenes consultadas, encontraron un 9% a más de árboles de que se estimulaba en todo el mundo. El nuevo número se debe a un cambio en la metodología de investigación.

Normalmente, los analistas estudian una selva ecuatorial a través de manchas verdes vistas en imágenes de satélite como Landset o Sentinel. Se calculan las dimensiones del territorio y se logra un número probabilístico, según las hectáreas de mancha verde.

Pero en el caso de los biomas áridos, es más difícil contar los árboles. Un grupo formado por más de 200 investigadores, entre profesionales y estudiantes, de 15 organizaciones, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), utilizó imágenes de alta resolución, usando satélites de la empresa DigitalGlobe.

Para la investigación, el grupo usó herramientas de los buscadores Google y Bing. La calidad de los sensores permitió ver la distinción de los árboles individualmente. El equipo de investigadores logró descubrir que en un 10% de las zonas forestales hay 1.327 millones de biomas áridos. Con el hallazgo, la superficie arbórea presente en tierras secas se eleva en un 50%, y en un 9% con relación al total de los bosques en todo el mundo.

De acuerdo con la coautora del estudio, Elena María Abraham, directora del Instituto Argentino de Investigaciones de Zonas Áridas, “lo importante es que al identificar una mayor superficie de bosque seco, estamos redibujando el mapa de las tierras áridas. Ante un escenario de cambio climático y desertización, en el que las tierras áridas se van a expandir, es determinante conocer el recurso más importante que tenemos, como son los bosques secos”, añadió.

El estudio de nuevas metodologías de investigación, amparadas por el desarrollo tecnológico, colabora para que el profesional del área de Medio Ambiente pueda ampliar su formación y actuación en el área. Recomendamos la Maestría en Ingeniería y Tecnología Ambiental, patrocinada por FUNIBER.

Fuente: Las tierras secas ocultan un bosque tan grande como la selva amazónica (El País)

Estudio: The extent of forest in dryland biomes (Science)

Foto: Algunos derechos reservados, vía Pixabay