Diez cuestiones sobre la economía del agua

Posted on por
funiber-economia-agua

Conozca cuales han sido los diez temas principales debatidos en el Foro de la Economía del Agua que se ha llevado a cabo en España

Durante el Foro de la Economía del Agua, en Barcelona (España), que se celebró la semana pasada, algunos debates importantes han remarcado la importancia del diálogo social para garantizar el manejo adecuado del agua.

Sobre la economía del agua, diez asuntos han estado en pauta:

1) Escasez – Existen muchas zonas hidrográficas con baja reserva de agua. Para lograr una gestión sostenible, es importante encontrar otras fuentes de agua para uso común pueden ser las aguas ya utilizadas. Para eso, es necesario avanzar en los procesos de aprovechamiento de las aguas residuales, tema importante debatido este año, en el Día Mundial del Agua.

2) Cambio Climático – Gabriel Borràs, de la Oficina Catalana de Cambio Climático, ha defendido la necesidad de una planificación para el futuro. “La amenaza del cambio climático es poco considerada en los planes hidrológicos estatales, pese a que va a tener una gran influencia sobre la demanda”, ha dicho durante el Foro.

3) Agricultura – La agricultura demanda una gran cantidad de agua, tanto que es el sector que más utiliza este recurso hídrico en todo el mundo. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha indicado que casi un 70% de toda el agua disponible en el mundo se usa para el regadío. Y en algunos países es aún mayor esta cifra, como por ejemplo en España, donde ese índice llega al 85%. Expertos ya han evaluado que hay desperdicio en el sector y que mucho se puede hacer para ahorrar agua.

4) Precio – Borràs destaca que “los usuarios han de pagar los costes del agua”, y se debe evitar la subvención estatal para infraestructuras costosas e ineficientes. “No hay evidencias de avances en la recuperación de costes en la agricultura, pecuaria, energía e industria que no están integradas a las redes urbanas”, ha dicho Carlos Gómez, Director de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares.

5) Consumo – De acuerdo con Carlos Gómez, no se consume más agua que hace algunos años, en España. Sin embargo, se debe analizar si la cantidad de agua consumida es la necesaria y si este consumo no va a comprometer el futuro. Los países deben relacionar el consumo de agua con el crecimiento económico, para prevenir sequías en determinados períodos.

6) Recuperar los ecosistemas acuáticos – Una de las orientaciones principales para el buen manejo del agua se trata de la recuperación del buen estado de los ríos y acuíferos. Para eso, es importante una política pública que permita el uso de diversos recursos hídricos para incrementar la eficiencia y la reutilización del agua en la industria y otros sectores.

7) Remedir impactos ambientales – Las disputas por los costes de limpieza del agua contaminada por la actividad agrícola, industrial y pecuaria revelan cada vez más que “quien contamina paga”. El Estado debe controlar de forma continuada los impactos provocados por la actividad económica, analizando los casos de descontaminación por parte de las empresas, y evitar que el proceso de limpieza de las aguas contaminadas salga de las arcas públicas.

8) Desalinización del agua – Cerca del 97% del agua del mundo proviene de los mares. Para aumentar la oferta de agua potable, muchas técnicas han sido desarrolladas para la desalinización para retirar la sal de las aguas de mares y océanos. Los expertos recomiendan usar el agua desalinizada cuando la disponibilidad de recursos hídricos a largo plazo sea menor que una posible demanda futura, o cuando se percibe una sobre-exploración de los recursos hídricos.

9) Países en Desarrollo – La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha recomendado que un precio fijo para el servicio de agua podría resolver todas las carencias en los países del Tercer Mundo (que representa 670 millones de personas sin acceso mejorado al agua o 2.400 millones de personas sin acceso al saneamiento). Pero el enfoque estaba equivocado. De acuerdo con Carlos Gómez, “el objetivo no debe ser cobrar más por el agua sino resolver los problemas y garantizar el bienestar de las personas con recursos disponibles”.

10) Buen gobierno – La participación de todos los sectores sociales es importante para el manejo del agua. Como ha comentado Gonzalo Delacámara, Director Académico del Foro de la Economía del Agua, “cualquier crisis del agua es una crisis de gobierno” y revela la falta de colaboración entre sectores públicos, privados y organizaciones sociales que deben participar en el control de los recursos hídricos.

Los profesionales que se capacitan con los programas en el área ambiental que patrocina FUNIBER deben estar atentos a las discusiones sobre el manejo de los recursos hídricos que puedan ofrecer formas para garantizar la sustentabilidad del desarrollo económico.

 

Fuentes: Un decálogo para una nueva economía del agua (LaVanguardia)

A agricultura é vilã ou vítima na crise hídrica? (BBC)

Foto: Todos los derechos reservados