Facetas del gestor de proyectos ágiles

Posted on por
Facetas del gestor de proyectos ágiles

El auge en la demanda de proyectos basados en metodologías agile en detrimento de otras más tradicionales ha traído consigo, irremediablemente, una evolución del concepto y las funciones del gestor de proyectos ágiles.

En la actualidad, ser gestor de proyectos ágiles o Agile Project Manager es ser un facilitador de soluciones a los equipos integrantes del proyecto. Un gestor de proyectos agiles debe contar con los conocimientos e implementará una metodología basada en herramientas, técnicas y medios capaces de dotar al proyecto de mayor rapidez y optimizar los resultados.

Uno de los rasgos característicos de los proyectos basados en la metodología ágil es la estructuración del plan en sprints, en lugar de por fases como en la metodología tradicional.  Esto permite que distintas actividades del proyecto puedan llevarse a cabo simultáneamente y no necesariamente una tras otra, lo que otorga de mayor agilidad la consecución de cada unidad que configura el proyecto. De este modo y, como parte esencial definitoria de las metodologías agiles, se consigue una interacción con múltiples agentes integrantes del proyecto. Mientras que, en metodologías más convencionales, como la cascada, distintos departamentos tenían poca o nula interacción o cooperación conjunta.

Esta planificación permite que el gestor de proyectos ágiles pueda identificar posibles riesgos con antelación y aportar solucionarlos según vayan surgiendo. Ello facilita un mayor alcance de actuación y rapidez con los que se podrán optimizar los plazos de entrega, así como los recursos empresariales y la calidad entregada al cliente.

Llegados a este punto, ¿qué facetas caracterizan a un gestor de proyectos ágiles?

Debido a que uno de los factores más relevantes del cambio de metodologías tradicionales a las ágiles es la digitalización y la tecnología, un jefe de proyectos debe tener la capacidad de aportar las herramientas, generalmente de software, a sus equipos con el fin de optimizar la gestión y cooperación de todos los miembros integrantes.

Disponer de conocimientos tecnológicos, apostar por la innovación y la modernización de las herramientas y técnicas de trabajo colaborativo son requisitos altamente importantes para desempeñar este tipo de posiciones. Estas dotes de integración de innovación y última tecnología en la gestión de proyectos pueden suponer una ventaja competitiva para la organización.

Asimismo, un gestor de proyectos ágiles no desarrolla su trabajo mediante la micro gestión. Se apoya en su equipo y le ayuda a autogestionarse para alcanzar los objetivos del proyecto. Es un facilitador de soluciones cuando los impedimentos obstaculicen el trabajo de los equipos y tiene a su vez la capacidad de anticipar dichos obstáculos y evitarlos.

Para todos aquellos profesionales que deseen conocer las últimas tendencias en gestión de proyectos y desarrollar las habilidades necesarias para llevar a cabo posiciones de jefe de proyecto, FUNIBER patrocina la Maestría en Diseño, Gestión y Dirección de Proyectos.

Fuentes:

El Papel de un Director de Proyectos en la Gestión de Proyectos Ágiles

Papel del Project Manager en proyectos ágiles y scrum

Imagen: Todos los derechos reservados