Actividad física propicia autonomía de personas mayores

Posted on por
Mayores realizando actividad física

Experto defiende la práctica de actividad física multicomponente para prevenir la incapacidad en la tercera edad

Envejecer con salud aún es un desafío para muchas personas. Lo más común es que, después de los 70 años, los mayores sufran caídas de forma cada vez más frecuente y presenten diversos síntomas de fragilidad. Sobre esta cuestión, la Organización Mundial de la Salud ha llevado a cabo recientemente en Ginebra un debate con la participación de expertos internacionales, como una de las actividades que integran su estrategia de Envejecimiento Saludable.

Entre los participantes, estuvo el profesor Mikel Izquierdo Redín, jefe del Departamento de Salud de la Universidad Pública de Navarra (España) y coordinador del proyecto VIVIfrail, que busca promocionar, en personas con más de 70 años, el ejercicio físico para la prevención de las caídas y de la fragilidad.

En materia publicada por Europa Press, Mikel Izquierdo propone que la salud de las personas mayores se debe medir de acuerdo con su funcionalidad y no solamente de acuerdo con las enfermedades que presenta. “La funcionalidad determina la calidad y la expectativa de vida, además de los recursos y apoyos que se necesita”, afirma.

Contra la fragilidad
El incremento progresivo de la incapacidad y de la dependencia, en su opinión, no depende exclusivamente del cambio de la pirámide poblacional, pero también de otros factores que pueden ser modificados, como es el caso del sedentarismo en la tercera edad, el principal factor de la fragilidad.

“Si se actúa, por lo tanto, en la prevención de la fragilidad es posible reducir y hasta mismo evitar la incapacidad, además de mejorar el estado cognoscitivo y el bienestar emocional de los mayores”.

Para eso, Mikel sugiere la realización de un tipo de entrenamiento multicomponente formado por actividades que prueban el desarrollo de la fuerza muscular, la mejora de la resistencia cardiovascular, la promoción de la movilidad de las articulaciones y del equilibrio. “Es el tipo de entrenamiento más eficiente para evitar la incapacidad, además de otros eventos adversos, como las caídas, el deterioro cognoscitivo y la depresión”.

Para preparar un entrenamiento adaptado a personas de la tercera edad es necesario poseer una formación adecuada en el área deportiva. En este sentido, FUNIBER  promociona una serie de maestrías y especializaciones en Deporte, que preparan a los estudiantes para proponer entrenamientos y actividades adaptadas a cada individuo.

Foto: Todos los derechos reservados

Fuente: http://fnbr.es/462