Dieta vegetariana reduce riesgo de sufrir enfermedad diverticular

Posted on por

En la dieta en el mundo occidental predomina el consumo de carbohidratos refinados y carnes, con un reducido consumo de fibras. La diverticulosis o enfermedad diverticular tiene gran prevalencia en Estados Unidos y Gran Bretaña. ahora el envejecimiento de la población plantea nuevos retos a los centros de salud porque se podría incrementar el costo sanitario de esta enfermedad. Estos motivos llevaron a investigadores de la Universidad de Oxford  a realizar un estudio sobre el impacto de la dieta en la prevalencia de diverticulosis.

Para este estudio se seleccionaron a más de 47 mil personas de Inglaterra y Escocia, de esta muestra el 33% (casi 15 mil personas) manifestó que mantenían una dieta vegetariana. Se mantuvo un seguimiento de los pacientes por 11,6 años en promedio. Se dividió a los pacientes en cuatro grupos: comedores de carne, aquellos que comían pescado pero no carne, ovo-lacto-vegetarianos y veganos (no comen ningún producto de origen animal).

El estudio identificó que los veganos y ovo-lacto-vegerarianos tenían 31% menos riesgo de contraer enfermedad diverticular que aquellos que comían carne, con un riesgo relativo de 0,69 e índice de confianza del 95%. Para los pacientes que tenían entre 50 y 70 años la tasa de hospitalización o muerte por diverticulosis era de 4,4% contra el 3% de los vegetarianos.

Aquellos que consumían fibra por encima de los 25 gramos diarios tenían menos riesgo de contraer la enfermedad que aquellos que consumían 14 gramos diarios o menos. En resumen, los investigadores determinaron que una dieta vegetariana, con elevado consumo de fibras está asociada a un menor riesgo de sufir enfermedad diverticular en Inglaterra y Escocia.

Artículo original:
Diet and risk of diverticular disease in Oxford Cohort of European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): prospective study of British vegetarians and non-vegetarians.
Crowe FL, Appleby PN, Allen NE, Key TJ.
British Medical Journal. 2011; 343(d4131): online 1-15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.