Cada año mueren 2,6 millones de personas a causa de la obesidad y el sobrepeso

Los últimos estudios a nivel global indican que mil millones de adultos padecen sobrepeso, y más de 300 millones de personas son obesas. La OMS estima que para el año 2015 alcanzaremos la cifra de 1.500 millones de personas obesas. Los especialistas consideran que solo será posible regular esta tendencia realizando cambios en las políticas de alimentación y agricultura, sobre todo estableciendo normas que regulen el consumo de comida rápida.

El estudio abarcó 25 países. En cada uno de ellos se recopilaron datos sobre la compra de comida rápida por habitante entre 1999 y el 2008. Al finalizar el estudio se compararon los índices de compra de comida rápida, con el incremento del índice de masa corporal (IMC). Se considera que una persona que posee un IMC superior a 25 tiene sobrepeso, y aquellas con un IMC superior a 30 son consideradas obesas.

Al finalizar el estudio se pudo identificar que en todos los países analizados, el promedio de compras anuales de comida rápida se incrementó de 26,61 a 32,76, mientras que el índice promedio del IMC se incrementó de 25,8 a 26,4. Se determinó que el aumento de una unidad en el promedio de compras de comida rápida estaba asociado con un incremento del 0,0329 en el IMC de las personas.

Los resultados del estudio sugieren que solo las autoridades pueden prevenir la epidemia de sobrepeso y obesidad, tomando medidas para regular la venta de comida rápida. A largo plazo, el aumento de peso que lleva a superar los niveles saludables de IMC en las personas puede contribuir al desarrollo de otras enfermedades como la diabetes, enfermedades cardíacas y crerebrovasculares o incluso algunas formas de cáncer.

Este estudio demuestra que la liberalización de la economía y la expansión global de negocios que comercializan alimentos poco saludables pueden desencadenar una epidemia de funestas consecuencias. Entre los países con mayores índices de consumo de comida rápida se encuentran Canadá (con 16,6 compras por habitante), Australia (14,7), Irlanda (12,3) y Nueva Zelanda (10,1).

Se ha determinado que mil millones de adultos tienen sobrepeso, si la tendencia actual avanza sin ningún tipo de control la cifra podría superar los 1500 millones para el 2015. Actualmente en el planeta hay más de 42 millones de niños menores de cinco años que padecen sobrepeso.

Con la finalidad de frenar el aumento de la diabetes y la obesidad a nivel mundial, los países miembros de la OMS firmaron el «Plan de acción mundial para la prevención y el control de enfermedades no transmisibles» en la Asamblea mundial de salud de mayo del 2013 (1). Una de las recomendaciones lanzada por la OMS para combatir la obesidad radica en promover el consumo de frutas y verduras entre la población, o establecer políticas de subsidios o impuestos para promover dietas saludables.

(1) http://apps.who.int/gb/s/s_wha66.html
http://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA66/A66_9-sp.pdf
Fuente
La influencia de la desregulación del mercado en el consumo de comida rápida y el índice de masa corporal: un análisis de series temporales entre países
http://www.who.int/bulletin/volumes/92/2/13-120287-ab/es/

foto con licencia Creative Commons:
http://www.flickr.com/photos/miran/