Dos ejemplos de empresas familiares que integraron tradición e innovación

Posted on por
funiber-tradicion-innnovacion-empresas

Innovar sin perder la identidad trazada por el fundador del negocio es un reto que se puede alcanzar en las empresas familiares

El área de Empresas que patrocina FUNIBER ha recopilado dos casos importantes donde empresas familiares lograron integrar la tradición y esencia formulada por el fundador con la innovación necesaria para ajustarse a la demanda del mercado actual:

  1. Marzasa

Con más de 30 años de historia, Marzasa es una empresa con una importante trayectoria en el ámbito de las carrocerías. “Empezamos en la maquinaria agrícola y posteriormente nos introdujimos en el sector militar y de cisternas para el transporte de mercancías peligrosas por carretera” narra su director gerente, Gabriel Martín.

Desde la idea original del padre y fundador de la compañía, Jesús Martín Zaballos, Marzasa ha mutado hasta convertirse en una fábrica de alta especialización en carrocerías, cisternas y servicios aeroportuarios. Y lo han logrado sin perder su esencia.

Gabriel Martin, uno de los tres hijos a cargo de la empresa, afirma que para hacer posible esta integración siguiendo lo establecido por su padre y la innovación, han tenido que estar siempre actualizados respecto a las últimas demandas del mercado para atender eficientemente las solicitudes de sus clientes. Martín añade en qué se basa su premisa básica: “hay que ofrecer cosas distintas, o con precios más bajos o que mejoren las prestaciones”.

  1. Yamasa

Yamasa nació en 1645 y actualmente es  el más antiguo productor de soja japonés. La actividad inicial de esta empresa familiar estaba orientada a la fabricación de salsa de soja en Japón, y hasta hoy se han reinventado sumando una división de biotecnología.

Son un ejemplo de cómo se puede integrar tradición e innovación.  A través de su portal web lo explican con sus propias palabras: “A lo largo de cuatro siglos, YAMASA Corporation ha fabricado la salsa de soja de la mejor calidad para satisfacer los gustos de sus clientes. Ahora que nos acercamos a nuestro cuarto siglo de historia, nos comprometemos a mantener esta tradición de excelencia y valor”.

En el Salón Internacional de la Alimentación SIAL del 2014 premiaron a la empresa japonesa por la innovación del envase que diseñaron para impedir que el aire entrase en contacto con la salsa de soja y la oxidase. Con la incorporación de esta mejora, la empresa se asegura de mantener su producto en condiciones óptimas.

Es así que Yamasa ha apostado por invertir en investigación y desarrollo para abrir nuevas áreas de negocio.

Fuente: Innovar en la empresa familiar sin perder la identidad

Foto: Todos los derechos reservados