Calle de Nueva York mejora la circulación de peatones y ciclistas con proyecto de redistribución vial

Posted on por

A través de una propuesta de diseño urbano que consistió en redistribuir el espacio vial, una calle de Nueva York resolvió los problemas de riesgo para peatones y ciclistas

Chrystie St. es una calle en Nueva York que se percibía como insegura para los peatones y ciclistas a pesar de contar con una ciclo vía pintada y de unir las ciclo bandas de las avenidas 1st y 2nd con la ciclo vía del Puente Manhattan para que circulasen más de 6,243 ciclistas por día, según información del Departamento de Transportes (DOT NYC).

Diagnóstico

A través de un diagnóstico notaron que a pesar del elevado flujo de ciclistas no necesariamente significaba que la experiencia de pedalear por Chrystie St fuese la mejor. De hecho, en una evaluación realizada el año pasado por el DOT NYC, se identificaron varias deficiencias para los diferentes usuarios del espacio vial.

Por ejemplo, los peatones no podían caminar libremente por los cruces peatonales porque los automóviles habían adoptado la costumbre de estacionarse en esos espacios, utilizándolos como zonas de espera.

Otra situación que perjudicaba a los ciclistas era que la ciclo vía solo estaba pintada en la calzada, por lo que era muy fácil que los automovilistas traspasaran este espacio, también carecía del ícono de ciclista, así que no se daban por aludidos cuando ingresaban a esta zona.

Finalmente, se generaba mucho caos cuando a los automóviles les tocaba girar a la izquierda porque quedaban encima de los peatones y ciclistas que estaban cruzando.

Propuesta

Ante esta problemática el DOT NYC propuso habilitar una ciclobanda bidireccional y pintar la calzada de verde, igual a las que se encuentran en Broadway, Columbus Avenue y 2nd Avenue, entre otras, donde los accidentes en general se han reducido en un 20%, los choques con heridos un 17% y los peatones accidentados un 22%.

Este tipo de ciclobanda brinda espacio para la circulación de las dos vías, y además considera un espacio de reserva donde se instalan los obstáculos para incrementar la distancia entre los ciclistas y automovilistas, según los estándares del DOT NYC.

Resultado

En el siguiente vídeo se puede ver cómo luce actualmente la calle Chrystie de Nueva York:

FUNIBER ofrece a sus estudiantes, por medio del área de Proyectos, información sobre iniciativas que les permitan conocer más detalles sobre el desarrollo de propuestas innovadoras y de calidad para mejorar la circulación y movilidad sostenible de las ciudades.

Fuente: Nueva York pudo hacer que esta calle sea más segura con este proyecto de redistribución vial

Foto: Todos los derechos reservados